Blogia
bitácora mercenaria

La isla y el amor

Había una vez una isla donde habitaban todas las emociones y todos los sentimientos; El Temor, el Odio, la Sabiduría, el Amor, la Angustia... Un día, el Conocimiento reunió a los habitantes de la isla y les dijo:

-Tengo una mala noticia: la isla se hunde . Hagan lo que quieran ,pero yo sugiero que busquen la manera de irse, porque el que permanezca en la isla desaparecerá con ella.

Dicho esto, el Conocimiento se subió a un avión llevando como polizón al Miedo, que ya se había escondido alli, dejó la isla. Todas las emociones se dedicaron a construir un bote, un barco, un velero...Todas, salvo el Amor.

-Dejar esta isla, después de todo lo que viví aqui...

Y mientras cada uno se preparaba para irse, el Amor se subió a cada árbol, olió cada rosa, se fue hasta la playa y se revolcó en la arena como solía hacerlo.

No podía pensar en contruir, porque estaba tan dolorido que sólo podía llorar por lo que perdería. Hasta que finalmente, de la isla sólo quedó un pedacito sin tapar por el agua, y en ese momento el Amor se dio cuenta de que si no se iba desaparecería para siempre de la faz de la tierra.

Entre charcos se dirigió a la parte más alta, con la esperanza de pedirle a alguno de sus compañeros que lo llevara. Buscando en el mar vio venir el barco de la Riqueza y le hizo señas, pero ésta le dijo:

-Estoy tan cargada de dinero, de joyas y de piedras preciosas, que no tengo lugar para ti.

Vio venir a la Vanidad en un barco hermoso, lleno de adornos , y le dijo:

-Me encantaría llevarte pero tienes un aspecto tan desagradable, sucio y sesaliñado...¡Afearías mi barco!

El amor se dio cuenta de que, por haberse quedado ligado a lo que amba, iba a hundirse en el mar. Cuando oyó que alguien le chistaba. Era un viejito que le hacía señas desde un bote.

-Ven -dijo el viejito. Yo te salvo.

El Amor subió al bote y empezaron a remar para alejarse de la isla ,que en efecto termino de hundirse para siempre. Cuando llegaron a la otra isla, el Amor comprendió que seguía existiendo gracias al viejo, que sin decir palabra se fue tan misteriosamente como había aparecido. Entonces el Amor se cruzó con la Sabiduría y esta se lo explicó:

-Ese viejo es el Tiempo, Amor, el único que puede ayudarte cuando el dolor de una pérdida te hace creer que ya no puedes seguir.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres